Marcos "El Loco" Di Palma el insensible

El viernes pasado, Alejandro Fantino intentó sacar su costado de entrevistador intimista, pero Marcos Di Palma no lo dejó entrar en clima.
Esta temporada, "Animales sueltos" decidió destinar el programa del viernes a mostrar algo diferente a lo que muestra el resto de la semana. Ese día se deja de lado por un rato los ataques a Ricky Fort, las anécdotas en Cocodrilo y las vedetongas con escotes infinitos para que Alejandro Fantino saque a relucir sus dotes como entrevistador.

Pero para el debut de esta nueva versión de "Animales Sueltos", América no tuvo mejor idea que invitar a Marcos Di Palma, el corredor más carismático e irresponsable del automovilismo nacional.

El objetivo de las entrevistas de los viernes es hacer emocionar al entrevistado con testimonios de amigos y familiares o con el recuerdo de episodios fuertes de sus vidas.

Pero "El loco" no soltó ni una lágrima, por el contrario, se rió de cosas como la muerte o la familia y dejó en claro sus posturas sobre paternidad e infidelidad, por lo que se comprobó que no se mueve con los mismos parámetros que la mayoría.

"No me vas a hacer llorar", lo chicaneaba Di Palma a Fantino al aire, y el conductor bastante fastidiado por remarla en un tarro de dulce de leche, por no poder generar el clima que el quería; le contestaba que el objetivo no era que llore, sino que disfrute.

Conociendo al "Loco" Di Palma, cualquier productor con dos dedos de frente jamás lo hubiera elegido para el debut de un programa tan intimista, inclusive es posible que jamás hubiera calificado entre los candidatos a tener en cuenta.

Pero como América comenzaba ese fin de semana a televisar el Top Race, la categoría del automovilismo donde corre Di Palma, decidió utilizar a Fantino como "house organ" para promocionar el evento entre los seguidores de "Animales sueltos".