"Soy el personaje más famoso del país"

En una visita al doctor (grabada para su fastidioso reality), el príncipe ordinario no disimuló su excesivo fanatismo por sí mismo. Se quiso sacar toda la ropa y el tordo lo contuvo a tiempo...
Ricardo Fort se llena de elogios a la hora de presentarse ante los demás: público teatral, televidentes, prensa o cualquier ser humano que se le cruce. Se quiere, se gusta y se cree más importante e imprescindible de lo que evidentemente es. Por eso, domingo tras domingo y a partir de las diez de la noche, "Fortshow" se convierte en un cátedra libre de amor propio, una clase magistral en la que abunda la exageración.

Entre los segmentos que pudieron verse en la emisión de ayer, uno de ellos resultó ser el más llamativo. Con motivo de grabar su reality show, el millonario llevó la cámara a Miami y registró cada uno de sus movimientos, entre ellos, su visita al médico.

Casi sin pedir permiso, ingresó junto a su novia al consultorio llevando consigo una cámara que capturó cada uno de sus movimientos, sus reacciones y sus palabras. Inmediatamente quiso desnudarse - ya es sabido que le gusta mostrarse en boxer ajustadísimos- pero fue frenado por el médico que le indicó que no era necesario.

Minutos más tarde, el especialista debió hacer su revisión ante la vista de una molesta luz roja que terminó causándole curiosidad: "¿Qué es lo que graban?", preguntó. "Mi reality show", contestó Fort. "¿Y no te molesta que te graben todo el día?", siguió interrogando el doctor; "No, me encanta", fue la contundente respuesta al especialista.

No conforme con esa respuesta, el médico quiso saber qué pensaba su acompañante, la rubia Virginia Gallardo, pero no pudo saberlo porque rápidamente Fort intervino para decir: "El reality no es sobre ella, es sobre mí". Al recibir tamaño "corte de resto" el traumatólogo se enteró que tenía enfrente al más "yoico" de los "yoicos" y que, en ese sentido, sólo podía preguntarle a él.

"¿Cómo te va en Argentina?", fue la pregunta que abrió el nuevo cuestionario. "Genial, tengo una obra de teatro, un programa de televisión, una playa, voy a grabar un disco...", fue la respuesta de Fort. Y continuó: "La televisión habla las 24 horas de mí, en este momento soy el personaje más famoso del país", señaló.

A esta altura y repasando todas estas declaraciones al público sólo le queda envidiar el increíble amor propio de un ser humano por sí mismo, un amor que ayuda bastante a amplificar la visión del común de la gente; ¿y sí lo contratan como coordinador de un grupo de autoayuda?

Sus fans están que arden: Visitá el Fotoblog de Ricardo Fort