El médico de Michael Jackson iría a la cárcel

Conrad Murray, médico personal de Michael Jackson, fue imputado por homicidio involuntario en la muerte del cantante.

Murray, un cardiólogo de Houston, se encontraba junto a Michael Jackson cuando falleció el 25 junio de 2009 y podría pasar hasta cuatro años en la cárcel si es encontrado culpable.

Según su abogado Michael Flanagan, el médico pagará una fianza de inmediato que el sitio de internet Tmz, citado por DPA, calcula una fianza de unos 25.000 dólares.

Tras la cita judicial Murray abandonará nuevamente Los Angeles y regresará a Las Vegas (Nevada) o Houston (Texas). El cardiólogo trabajaba en las dos ciudades como médico antes de que Jackson lo contratara como médico personal de cara a la intensa serie de conciertos que el astro tenía pensado ofrecer en Londres.

Murray quedó en la mira de los investigadores poco después de la muerte de Jackson. El galeno reconoció haberle administrado el poderoso narcótico Propofol.

Las autoridades aseguran que Jackson murió después de que Murray le administrase una dosis de ese potente anestésico general y otros dos sedantes para conseguir que su insomnio crónico le permitiese dormir.