Los recitales en River, "en veremos"

Una medida de la justicia clasuró su uso para recitales. ¿Qué va a pasar con las presentaciones de Coldplay a fines de febrero y de los Guns N´ Roses, el 20 de marzo?
Un fallo de la Justicia puso en peligro los show de Coldplay, del viernes 26, y de los Guns, el 20 de marzo, en River y es que éste fue clausurado para hacer recitales porque "los saltos del público sobre el césped provocan vibraciones en las casas de los vecinos".

La medida es parte de una secuencia de decisiones judiciales y del Gobierno porteño para regular los recitales en River y los clubes Ciudad y GEBA.

Las quejas no son nuevas. Desde hace años, los vecinos que viven cerca del Monumental se quejan, sobre todo, de las vibraciones, del ruido, del caos de tránsito y de la suciedad que queda tras los recitales.

Por eso, el fiscal contravencional de la zona, Mario Galante, presentó un recurso de amparo y solicitó la clausura de River para recitales. En el documento argumentó que, si bien la organización de los shows contó con la habilitación del Gobierno porteño, no había sido presentado un estudio de impacto ambiental, tal como establece la ley porteña 123.

Este pedido fue rechazado por la jueza Susana Parada por lo que el fiscal apeló, y la causa recaló en los jueces Jorge Franza y Silvina Manes, de la Cámara de Apelaciones, quienes revocaron la decisión de la jueza y clausuraron la cancha de River.

Lo que en realidad dispusieron es que no se pueda utilizar el campo de juego, ya que lo que provocaría el efecto de vibraciones es el "pogo" del público, según el diario Clarín.

La cuestión está, entonces, en cómo resolver este problema. Por un lado dicen que la clausura se revocaría si los organizadores de los shows presentan un certificado por el cual demuestren que no hay riesgos para los vecinos.

Aunque fuentes de la Justicia porteña consideraron algo "difícil que los organizadores de los recitales puedan conseguir un certificado de aptitud ambiental" y que para solucionar el tema de las vibraciones "harían falta unas obras de ingeniería muy importantes".

Sin embargo, los organizadores confían en levantar la medida. Desde la empresa Time 4 Fun, productora del show de Coldplay, aseguraron que "al estudio de impacto ambiental lo están haciendo especialistas de la Facultad de Ingeniería de la UBA, a pedido de la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad".

Además, aclararon que "una contradicción del fallo es que para poder terminar ese estudio hace falta que se pueda organizar el show de Coldplay. Pero lo que se estudió hasta ahora demostró categóricamente que no hay riesgo de derrumbe ni para la salud de los vecinos. La molestia dura apenas unos segundos, y es menor que la que sufren quienes viven cerca de un tren o un subte. Esta semana presentaremos en la Justicia el pedido de revocatoria de la clausura, y confiamos en que la resolución saldrá rápido".

¿Se solucionará todo a tiempo?

Mirá el recital de Metallica, el último grupo que tocó en River, en VxV.com