El olor a huevos podridos los pone hot

Una investigación italiana asegura que el olor de huevos podridos pone cachondos a los hombres y no a las mujeres ¿por qué?

No solo de sentimientos está hecho el hombre, valga la aclaración. Así que hoy hablaremos de su costado bioquímico. Es que esta cuestión de que el olor de los huevos podridos excita a los hombres no tiene nada que ver con ninguna clase de elección sexual, ni de fetiche, ni de natural tendencia a la suciedad, no, tiene que ver exclusivamente con una respuesta bioquímica e involuntaria del cuerpo masculino.

Es que tal parece, de acuerdo a las conclusiones de un estudio de la Universidad Federico II de Nápoles, el aroma del sulfuro de hidrógeno (el característico olor de los huevos podridos, como ya dijimos) provoca erecciones. Así de liso y llano. Ustedes me podrán decir que el perfume importado de la mujer de sus sueños les provoca erecciones, pero déjenme desafiarlos y mandarlos a poner la nariz frente a un huevo podrido, a ver qué pasa.

Normalmente, justo antes de lograr una erección, células nerviosas del pene liberan pequeñas cantidades de sulfuro de hidrógeno y estas generan que los vasos sanguíneos se ensanchen y permitan el flujo de sangre al pene.

El descubrimiento, por bizarro que parezca, puede poner en jaque el reinado del Viagra. La pastillita azul está basada en un principio similar al del sulfuro de hidrógeno, pero en este caso lo que hace es emular los efectos del óxido nítrico, otro químico que interviene en la génesis de una erección. En ambos casos estamos hablando de "células mediadoras" que se encargan de enviar señales entre las células que controlan el flujo sanguíneo. Son como walkie talkies que avisan a la sangre que debe bajar, porque el pene tiene un trabajo que hacer.

De hecho la intención de los investigadores es establecer las bases para la creación de una nueva pastillita para combatir los problemas de erección. Y ya lograron demostrar que el tejido eréctil del pene es estimulado por el sulfuro de hidrógeno, están en camino.

Así que si andaban buscando platos afrodisíacos, ya saben: huevos podridos.

¡Los espero en Facebook!