¿Cómo influye Hollywood en tus tragos favoritos?

Hay personajes entrañables que han puesto de moda y elegido tragos representativos, ¿vos con cuál te quedás?
Primero y principal James Bond y el vodka martini van de la mano: "batido, pero no revuelto" y con un pedacito de cáscara de limón.

Audrey Hepburn en la película "Breakfast at Tiffany s" desayuna junto a George Peppard una botella de champaña.

Jeff Bridges le dio vida a The Dude en la película "The Big Lebowski" (1998). En el film de los hermanos Cohen, el vago Jeffrey Lebowski (o, como él prefiere ser llamado, the Dude , his Dudeness o el Duderino ) no deja de tomar un White Russian, ni siquiera cuando lo obligan a subir a un auto y se ve obligado a gritar "¡Ey!, cuidado, hay una bebida aquí, hombre".

Según The New York Times, el cóctel hecho de vodka, leche y Kahlúa (o el Caucásico, como lo llama The Dude) se volvió popular diez años después entre los chicos interesantes de Nueva York porque la película se volvió de culto.

Ya en los ochenta Tom Cruise interpreta en "Cocktail" a Brian Flanagan, el barman más conocido de Nueva York que se muda a Jamaica para bailar y cantar mientras prepara coloridos daiquiris. Nunca el noble arte de mezclar tragos fue interpretado con tanto afán. Ahora se prefieren menos piruetas.

En "Rápido y Furioso", del 2001, Dominic Toretto, el personaje de Vin Diesel, le explica al otro protagonista que "puedes tener cualquier tipo de cerveza, siempre y cuando que sea una Corona".

En la celebrada película "Sideways" de 2004, dos hombres de mediana edad, un escritor frustrado y un actor de televisión algo decadente, hacen un recorrido por unos viñedos antes de la boda del segundo. Paul Giamatti interpreta a Miles, un aficionado a los vinos y amante del Pinot Noir (vino tinto) y detractor del Merlot. Después de esta película, las ventas del primer tipo de vino aumentaron un 16% en Estados Unidos, mientras que las de Merlot disminuyeron un 2%. Sin embargo, el Merlot es la variedad de vino tinto favorita en el país del norte.

"For relaxing times, make it Suntory time". Esto podría ser traducido como "los momentos relajación hágalos un momento Suntory". Esta marca de whisky japonesa es famosa por emplear actores occidentales para los comerciales. En la película "Lost in Translation" de 2003, Bill Murray es un actor un poco venido a menos que viaja a Japón para grabar los comerciales para la marca –que existe en realidad y empleó a Sean Connery. Durante su estadía en el país oriental y mientras graba el comercial, Bob Harris, interpretado por Murray, experimenta un choque cultural y conoce a Charlotte (Scarlett Johansson), con quien sobrevive en Tokio.

El Cosmopolitan se volvió popular luego de ser el trago que eligieron Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda, de "Sex and the City". Está hecho con vodka, cointreau, jugo de limón y un poco de jugo de arándano (para darle ese color y sabor tan femenino).

Y a vos, ¿qué trago te tentó con sólo verlo en la pantalla?

Fuente: El Comercio