Rocío Marengo: "Les pasé el trapo a todas"

Se adjudica ser la más aplaudida de "Fantástica" y sueña con ser la nueva Gilda. Y es un mérito porque nadie apostaba ni un centavo por ella: desentona como pocos en el canto, no tiene técnica para bailar y tampoco es una Norma Aleandro en la actuación.

Sin embargo, arrasa con los aplausos cada vez que sale a escena. "Siempre me dijeron que cantaba mal, que bailaba mal, que hacía todo mal. Pero terminé demostrando que mal o bien a la gente le gusta lo que hago, lo compra. Mis colegas me menosprecian y me ningunean, pero es la gente la que decide quien es la vedette con el aplauso", sentencia la reina del koala.

Asimismo cuenta que sueña con ser la reina de la bailanta, la sucesora de Gilda, la cantante de cumbia: "Me encanta, tenía una voz súper divina. Igual a mi no me gusta copiar, yo tengo mi estilo personal".

Para culminar deja entrever una marcada atracción hacia Ricardo Fort, cuando admite: "Cuando lo veo me da vergüenza, tiene un encanto particular, y el día que corte con su novia voy a mirarlo con otros ojos".