Lo despidieron por ponerle queso extra a una hamburguesa

Sucedió en un Mc Donald´s de Holanda. El ex empleado les hizo juicio a sus empleadores y ganó.

Un amigo había ido a visitarlo a su trabajo y él, empleado de un local de Mc Donald s, le preparó una hamburguesa con una feta extra de queso. Pero las cosas no salieron como él pensó; pese a que su amigo disfrutó mucho de la comida, pero la cadena de comidas lo despidió.

Los jefes holandeses de la cadena McDonalds justificaron el despido del joven diciendo que éste infringió una de las primeras reglas, la prohibición absoluta para los trabajadores de favorecer de algún modo a familiares o amigos.

No conforme con la decisión, el ex empleado les inició juicio y ganó. El tribunal de Leewarden, Holanda, aceptó el recurso presentado por el empleado, porque consideró al despido como una medida demasiado pesada.

"Se trata sólo de una feta de queso", determinaron los jueces, quienes además opinaron que una simple advertencia habría sido suficiente.

Además la empresa de comidas rápidas deberá reintegrar al empleado despedido, pagarle cinco meses de sueldo atrasados y también los gastos legales.