Enorme gala a beneficio de las víctimas

Cientos de artistas reconocidos se dieron cita para recaudar fondos para Haití. Madonna, George Clooney y Shakira, entre otros, dijeron presente.

Más de cien reconocidos artistas se dieron cita en una maratón televisiva para recaudar fondos para Haití. El evento Esperanza para Haití comandado por el actor George Clooney fue visto por 22 millones de personas y recaudó 30 millones de dólares.

Madonna y Stevie Wonder, Justin Timberlake y Christina Aguilera, Kid Rock y muchos otros cantaron en Nueva York, Los Angeles y Londres dijeron presente para reunir fondos para las personas que sobrevivieron al terremoto.

"Esta es una tragedia que supera todos los límites y fronteras", dijo George Clooney, quien moderó el espectáculo desde Los Angeles tras la apertura de la gala, realizada por la cantante Alicia Keys.

"El pueblo haitiano necesita nuestra ayuda. Ellos necesitan saber que nos preocupamos". "Quien sobrevivió al terremoto todavía no está salvado", indicó. "En Haití hay muchos peligros, uno de los más grandes es simplemente el agua, porque con frecuencia está contaminada".

Tom Hanks y Brad Pitt describieron la situación de los sobrevivientes y sus padecimientos. Mientras, estrellas como Mel Gibson, Meg Ryan, Reese Witherspoon, Cindy Crawford, Pierce Brosnan, Steven Spielberg, Jack Nicholson y decenas más atendían los teléfonos y recibían donaciones. Además, se podía donar dinero a través de
Internet y de mensajes SMS.

En todo el mundo y sólo en Estados Unidos simultáneamente en casi 30 canales, la gala fue transmitida en vivo y sin pausas publicitarias.

Bruce Springsteen cantó "We shall overcome", acompañado de su guitarra y de sólo un músico. Steve Wonder se presentó con un coro de gospel y Shakira con un pequeño grupo.

Los artistas cantaron desde las tres ciudades en vivo, sin público, lo que hacía aún más seria la atmósfera en los estudios.

El actor Leonardo DiCaprio relató bajó qué condiciones intentaban los rescatistas en Haití salvar vidas, con frecuencia sin éxito. Su colega Halle Berry describió los padecimientos de unos tres millones de sobrevivientes a través de una historia individual, la de un pequeño niño.

Previo a que Madonna cante "Like a prayer", acompañada sólo de un guitarrista y un coro Gospel, apareció un hombre con un traje gris. "Mi nombre es Bill Clinton y soy un enviado de la ONU para Haití", dijo. Hace 35 años, realizó su viaje de bodas en Haití. "Y de inmediato quedamos cautivados por el país, su belleza, su cultura, pero ante todo por sus habitantes y su alegría por vivir". Entonces, el ex presidente estadounidense sonrió: "Antes del terremoto yo pensaba: Haití lo puede lograr. Ahora, se los digo en
serio, lo creo verdaderamente".

Al igual que Clinton también Wyclef Jean viajó la semana pasada a Haití. El músico de hip-hop tiene origen haitiano y tiene allí todavía familiares y amigos. "Estuve allí", dijo el artista, de 37 años. "Intenté sacar a mis amigos del hormigón. A muchos tuve que llevar al cementerio". Ahora, el hambre y las enfermedades amenazan con convertirse en una segunda ola de la catástrofe. "Pero sea lo que fuera lo que ocurra: vamos a renacer de las cenizas", afirmó.

Las canciones que se interpretaron saldrán a la venta en iTunes al precio de 99 centavos de dólar. Lo recaudado irá a organizaciones humanitarias como el Fondo Clinton-Bush, Oxfam América, Cruz Roja, Unicef o la Fundación Yele Haití, fundada por Wyclef Jean.

También se pondrá a la venta un álbum con todas las actuaciones, por 7,99 dólares, y el vídeo de la retransmisión, por 1,99 dólares. El último evento de este tipo con presencia de estrellas del cine y la música tuvo lugar en 2005, para ayudar a las víctimas del huracán Katrina .

Más Información: hopeforhaitinow.org