Una condena ridícula: tiene que llevar colgado un cartel

Una joven estadounidense de 24 años fue sentenciada a llevar un cartel en el que se disculpa por haber golpeado a un oficial.

Era su cumpleaños y Alexandra Espinosa-Amaya quiso festejarlo con su hermana en un boliche de Orlando, Estados Unidos, pero en la entrada del local discutieron con un oficial, quien les pidió que se fueran del lugar. Y ellas lejos de hacerle caso, lo atacaron a golpes y patadas.

La joven de 24 años fue detenida y sentenciada a llevar un cartel por haberle pegado al sargento Andrew Brennan del Departamento de Policía de Orlando.

Como era de esperarse, la mujer no está para nada feliz con su castigo. "Es humillante y no me enseña nada. Pero si hace feliz al oficial Brennan y lo hace sentir mejor, está bien, lo haré", dijo Alexandra.

Pero la sentencia incluía otras cosas: permanecer dos años en libertad condicional, presentar una carta de disculpas y realizar 50 horas de trabajo comunitario en un centro psiquiátrico especializado en control de la ira.