Mel Gibson duerme armado

El actor reconoció que lo hace para estar preparado ante cualquier situación y que es algo inevitable en los tiempos que corren.
"Si estoy acostado en la cama y alguien entra en mi habitación, sé que estaré preparado", contó sin dar muchas vueltas el famoso actor de 54 años.

Demostrando que no se siente para nada seguro, Mel Gibson afirmó ante una situación peligrosa, no sirven los sistemas de seguridad que tengas instalados: lo mejor es aprender a defenderse uno mismo, así que hay que estar prevenido y contar con las herramientas adecuadas.

Al respecto, el director de La pasión de Cristo dijo: "les pegaría con un enorme bastón o les dispararía con la pistola que tengo escondida, porque si no lo hago me atacarán ellos a mí".

Al actor, que vive con su novia Oksana Grigorieva y su hija de dos meses, tampoco le convencen los guardaespaldas, y considera que son "una pesadez".

El protagonista de Corazón Valiente, teme por la seguridad de su familia y está convencido de que es difícil estar a salvo. "En estos tiempos que corren tienes que estar armado", opinó.

¿Qué haría Mel si viviera en la Argentina?