A los siete años vende sus pinturas en más de mil dólares

Vive con su familia trabajadora y sus obras se venden como pan caliente. Conocé la historia de este niño artista.

Kieron Williamson en un niño británico de siete años que aparenta ser tan normal como cualquier chico de su edad. Sin embargo, su habilidad en las artes plásticas ya le permitió vender muchas de sus pinturas en más de 900 libras o casi 1500 dólares.

Según el diario británico The Guardian, Kieron realizó hasta el momento dos exposiciones. En la última, las 16 obras que presentó fueron vendidas en 14 minutos y sumaron un total de 30 mil dólares.

Amantes del arte viajan desde Londres hasta su casa en Holt, un pueblo ubicado en Norfolk, para comprar sus pinturas y alrededor de 700 personas de distintas partes de Inglaterra esperan adquirir un "Kieron" original.

Kieron vive con su padre, un electricista, su madre, que estudia para ser nutricionista y su hermana menor, en un pequeño departamento frente a una estación de servicio. Su afición por la pintura comenzó hace dos años cuando un accidente obligó a su padre a dejar de trabajar por un tiempo, por lo que se volcó a su hobby de coleccionar arte. Pronto el pequeño departamento se llenó de pinturas que despertaron el interés del niño en el dibujo.

Al principio, sus pinturas eran mucho más parecidas a los dibujos de cualquier chico de cinco años pero mejoró rápidamente y le manifestó a sus padres la intención de aprender técnicas de pintura. Así empezó a aprender con maestros locales que no pudieron creer la habilidad del pequeño.