¿De qué estás hablando, Gary Coleman?

Fue detenido el domingo para comparecer ante el juez en un antiguo caso de violencia doméstica. Ya ha tenido varias veces problemas con la justicia. Tan adorable que parecía...
El actor Gary Coleman, detenido el pasado domingo en Utah por no comparecer ante el juez en un antiguo caso de violencia doméstica, salió de prisión tras pagar una fianza de 1.725 dólares, informó la prensa estadounidense.

Los agentes de Santaquin (Utah) se presentaron el domingo en la residencia del actor tras recibir una llamada de emergencia, aunque no presentaron cargos, explicó una portavoz de la policía local.

Coleman no había comparecido ante el juez por un antiguo caso de violencia doméstica de agosto de 2009. Sin embargo, tras revisar el historial criminal de Coleman, la policía descubrió que el actor, famoso por su aparición cuando era niño en la serie "Blanco y negro", no había comparecido ante el juez por un antiguo caso de violencia doméstica de agosto de 2009.

Coleman, de 41 años, fue arrestado el domingo por ese motivo e ingresó en la prisión de Spanish Fork. La policía no detalló el caso de violencia doméstica en el que se vio involucrado el actor el año pasado. Coleman debe presentarse ante la corte de Santaquin el próximo 8 de febrero.

Hace pocos días fue hospitalizado en Los Ángeles con síntomas de haber sufrido un ataque cerebral.

El actor saltó a la fama de pequeño al encarnar a Arnold Jackson, un niño afroamericano adoptado junto a su hermano Willis por una familia caucásica, en una serie que se emitió entre 1978 y 1986. Desde entonces, Coleman realizó numerosos papeles de poca monta en televisión y cine. Coleman ha tenido varias veces problemas con la justicia y llegó a sentarse en el banquillo de los acusados por una agresión a una conductora de autobús que le pidió un autógrafo.