China está a punto de prohibir "Avatar"

El gobierno chino cree que la película puede incitar a la revolución y a la violencia de sus habitantes y quiere cambiarla por otra proyección más patriótica.
En todo el mundo fue un boom y, hasta ahora, Avatar sólo había sido criticada por la Iglesia Católica, pero también se sumó el gobierno chino.

Las autoridades de China considera la última mega producción de James Cameron podría "incitar a la revolución y a la violencia a la audiencia" y están pensando en suplantarla por otra película más patriótica, a la que el gobierno considera más apropiada para su público.

La decisión surge de los nervios que se viven por estas horas en el Gobierno, ya que muchos chinos crearon una relación entre la difícil situación de los Na vi en la película, que se enfrentan a ser expatriados de sus tierras, con los ciudadanos que sufren los desarrollos inmobiliarios.

El periódico Daily Apple de Hong Kong publicó que el grupo China Film, controlado por el estado, había dado instrucciones a todos los cines de parar la exhibición de "Avatar" a partir del próximo 23 de enero.

Según se informó, "las autoridades tienen dos razones para el control de Avatar: primero, ha ganado mucho dinero y ha copado una parte del mercado de las películas nacionales; y segundo, porque podría incitar a la revolución y a la violencia a la audiencia".

"Avatar" se estrenó el 4 de enero en China y generó una gran expectativa con largas colas en los cines, en uno de los inviernos más fríos en años.