Ricardo Fort , ahora entrevistador

En pocos meses Ricardo Fort pasó de ser un multimillonario en busca de fama, a un mediático en ascenso, que incursiona en distintas disciplinas. Ya no trabaja sólo de comprar y mostrar, sino que también explota su propia playa, produce y actúa en su obra de teatro - que todavía no se estrenó-, canta en una gran cantidad de eventos nocturnos, y hasta tiene su programa de televisión, y todo titulado con su apellido marca (Fortbeach, Fortuna, Fortshow, etc.).

Pero, no conforme con sus múltiples ocupaciones, el mediático heredero va por más. Por eso fue que en el día de ayer, en el marco de su segundo programa en la pantalla de América, se pudo ver al Ricky entrevistador.

Intercambio de roles de por medio, Jorge Rial fue el primer famoso en prestarse al cuestionario minimalista del excéntrico Fort. Y decimos minimalista porque el mismo Ricardo auspició la charla asegurando que el intruso iría a hablar de lo que nunca antes y, sin embargo, como ya se preveía, terminó por decir lo mismo de siempre.

Apuntando a la sensibilidad, Fort le preguntó a Rial por su infancia y la relación con sus padres, y al ver que la respuesta se asemejaba bastante a lo que él manifiesta sobre su propia historia (padres exigentes, no demostrativos, etc), no aguantó más el desplazamiento momentáneo y se apresuró a decir "como a mí".

Lo mismo ocurrió cuando el conductor se refirió a su familia diciendo "después te das cuenta que lo más importante es llegar a tu casa y estar con los tuyos, y que no es necesario tener dos autos cuando con uno podés estar bien", un mensaje que obligó a Fort a decir: "A mi me encanta tener dos autos, manejo uno cada día".

Luego la charla viró hacia el momento profesional de Jorge y no duró mucho más, confirmando que la presentación inicial había sido más que exagerada o, más bien, Fort marca registrada.

Y así ocurrió también con la mini charla con Carmen Barbieri, que duró lo que dura la respuesta de dos preguntas. La "mega diva", según Fort, habló de sus padres, y lloró, y se refirió a la enfermedad de Santiago Bal (su marido) y también lloró. Y para no ser menos, Fort también humedeció sus lagrimales.

De esta manera culminó su debut como entrevistador, un mote que, según pudo verse, todavía le queda demasiado grande.

Encontrá todas pero todas las fotos de Ricardo Fort en: Fotoblog Fans de Fort