¿Se viene el duelo a pistola?

Desde que empezó la temporada 2010 de "Intrusos en el espectáculo", Rial buscó el enfrentamiento con Sofovich. Ayer la embestida llegó a uno de sus picos.
Jorge persiguió a Gerardo a sol y sombra y estructuró una cobertura en Villa Carlos Paz, destinada a registrar cada movimiento del productor. De hecho dispuso a un hombre de su confianza, el notero Pablo Layús, para que sea su representante en el campo de combate. Seguramente Gerardo se vio acorralado y, planeado o no, fue él mismo el que desencadenó el feroz cruce entre las partes.

Sucedió en la tarde de ayer cuando, en dúplex con Crónica TV, "Intrusos en el espectáculo" transmitió el enfrentamiento entre Layús y Sofovich; pero la historia no culminó allí. Como era de esperar, continuó a la noche en "Infama", un espacio que fue brindado integralmente para el descargo del notero y de su jefe, Jorge Rial. Layús, más protagonista que nunca, dijo que ya no respeta a Gerardo, y que debería haberse retirado hace tres años para evitar su actual debacle.

A su vez, se encargó de contar los pormenores del inicio de la pelea: "El domingo no tuve que trabajar y decidí ir al casino a disfrutar de un show musical con mi esposa y unos amigos. En un momento caminé hacia al baño y me crucé con Valeria Archimó (que forma parte de la compañía de Sofovich) y me acerqué a saludarla por su cumpleaños. Inmediatamente este señor se puso a gritar barbaridades y hasta pidió que yo fuera echado", señaló.

Sin embargo, durante esa noche, la historia no habría pasado a mayores. Pero en el día de ayer, algo cambió. Mientras estaba saliendo al aire, Layús fue alertado por su mujer, que se encontraba en el Hotel Mónaco escuchando de cerca las "pestes" que Sofovich estaba diciendo sobre él. En ese mismo momento decidió cambiar sus planes, y con permiso de Rial, se fue derecho a efectuar el careo.

La consecuencia fue el duro cruce que se pudo ver en "Intrusos.". Sin embargo pareciera ser que ni Rial ni el notero quedaron conformes, y por ese motivo ocuparon todo el horario de Santiago Del Moro, para seguir despotricando contra Gerardo.

Así, mientras Jorge lo llamó mentiroso sin escrúpulos -por haberle inventado hasta una enfermedad-, Layús se burló de su performance teatral: "Es patético, imagínate que cuenta chistes en el escenario, acá en Córdoba, la capital del humor, un caradura". De este modo quedó sellada la primera jornada de una batalla que duró todo la tarde/noche de América.