Amy Winehouse se pasó con el bronceado

La estrella musical quiso dejar de estar pálida y quedar más bronceada para lucir una mejor imagen, pero quedó color naranja.
Las ganas de dejar de estar pálida en la gris ciudad de Londres hicieron que Amy Winehouse vaya a "autobroncearse" como suelen hacer otras celebridades para quedar más sexys.

A la estrella estadounidense se le fue la mano y lució su color anaranjado cuando salió a comer al restaurante Fishworks, en Londres, con su ahijada musical Dionne Bromfield.

Por otra parte, Winehouse se encuentra muy ocupada preparando su boda con su ex pareja en una ceremonia íntima que tendrá lugar en la isla de Santa Lucía, en el Caribe.

Fuente: elcomercio.pe