El verano del amor

Charly García y Mecha consolidan sus dos años de amor, vacacionando en Punta del Este. La chica tiene 22 años y él, además de triplicar su edad, está perdidamente enamorado de ella. Dice que es su salvadora, su ángel de la guarda, la persona que más lo ayudó en su recuperación: "Ella siempre estuvo a mi lado, en las buenas y en las malas, nunca pide nada a cambio, es incondicional", señala Charly y no oculta su amor.

Los que comparten tiempo con la pareja dicen que Mecha lo acompaña en sus silencios y sus lecturas; "siempre voy a estar al lado de Charly", había dicho hace un año, y pareciera ser que no defraudará su palabra.

Sus amigos, algo celosos, afirman que cuando Charly está con ella no quiere ver a nadie más; ella le da paz. "No recuerdo la última vez que tuvimos unas vacaciones tan tranquilas", afirma el músico y las postales de sus días en Uruguay así lo confirman.