El Primer Ministro letón le consultó a una adivina por la economía de su país

Un político responsable. El premier de Letonia confesó que fue a ver a una futuróloga para conocer el destino de su país.

No se sabe qué pensarán los habitantes de Letonia sobre sus políticos supersticiosos, pero su Primer Ministro, Valdis Dombrovskis, confesó que visitó a una adivina con la esperanza de saber qué destino le espera a su país, cuya economía registra la mayor caída de toda la Unión Europea.

"No me atrevo a pronosticar el futuro. Fui a una adivina, pero creo que sus predicciones no fueron del todo precisas", declaró a los medios locales el jefe del Gobierno, sin aclarar qué fue lo que le dijo la futuróloga.

Quizás, a Valdis Dombrovskis no se le ocurrió otra solución para ayudar a Letonia, que está sumergida en una grave crisis económica -con una tasa de desempleo que en noviembre del año pasado alcanzó el 22,3 %-, pero se le fue un poco la mano, ¿no?