El escrache a Mirtha Legrand

La diva de los almuerzos respondió a los escraches del viernes que la acusan de sentar a "la oligarquía" en su mesa. ¡Mirá el video!

"Conmigo no van a poder", dijo al concluir su descargo. Ocurrió antes de sentarse a la mesa con una mezcla de indignación y un dejo de sorpresa. Le contó a su público que el día viernes había sido agredida en la terraza de Playa Grande, mientras culminaba su programa.

Se había visto al aire la caída de un objeto muy cerca de la conductora; se había notado su molestia y algo fuera de lo común en su mensaje de despedida de todos los días: "Como te ven te tratan y sí te ven mal, te maltratan. No hagan caso a esto, yo sé que ustedes me quieren", había dicho.

Muchos espectadores se quedaron afuera, como no comprendiendo lo sucedido, y hubo que esperar todo un fin de semana para escuchar la explicación de la Legrand.

Finalmente llegó: Mirtha Legrand señaló que el día viernes, mientras ella despedía al público que se había acercado a escuchar a María Martha Serra Lima y Miguel Ángel Cherutti, sintió que le arrojaban algo, miró a su costado y entendió que era una botella de plástico. Rápidamente dirigió su mirada hacia la tribuna y recaló en un grupo que desplegaba una bandera de la Juventud Peronista.

Según contó, a los gritos la tildaron de oligarca y le criticaron su oposición al gobierno. Pero Mirtha, lejos de amedrentarse con la agresión, se dispuso a enfrentarlos con esa lengua filosa que la caracteriza.

"¿Por qué tenemos que pasar una situación tan desagradable?", peguntó, y continuó: "Había una pancarta que decía ´La oligarquía se sienta en tu mesa , y yo quiero decirles que a mi programa vienen todos, y aparte ya no existe la oligarquía en la Argentina".

Por otra parte señaló que está convencida de que se trata de un hecho de implicancia política y que acuerda con el disenso pero no con la venganza.

"Desde que empecé esta temporada que me habían amenazado, mi producción me lo había ocultado, y yo ahora les pido que me cuenten todo porque quiero estar al tanto".

Asimismo agregó que "la inseguridad es el hambre" y "a nosotros sí nos interesa Honduras", eran los otros dos mensajes que levantaron los agresores.

La Chiqui , fiel a su estilo, transmitió su indignación y culminó su alegato saludando a aquellos que se habían solidarizado con ella: Elisa Carrió, Luís Majul y Ricardo Alfonsín, entre otros.

ENTERATE QUÉ DESATÓ EL ENOJO DEL GOBIERNO CON MIRTHA LEGRAND, POR VXV.COM