¡Anteojos para siempre!

Se llama Matthew y es el protagonista de un video que se convirtió en un éxito instantáneo en la Web. Se tatuó un par de anteojos. Sospechan que es una campaña de una marca de lentes. ¿Falso o verdadero?
Dicen que Ray-Ban convenció a Matthew, un fanático de los tatuajes, para ilustrarse un par de lentes. Las gafas que le hicieron están de moda hoy, ¿pero lo estarán en diez años? El tatuaje de Matthew es de lo más tonto y sólo se asemeja al tribal que se hizo Mike Tyson (y que no sirvió para sacarlo de un pozo en el que sigue sumido).

En el video –que se convirtió en un boom viral- la novia de Matthew también aparece, de fondo, y se la ve feliz por la ocurrencia de su chico. El tatuador, en cambio, le dice antes de empezar que todavía es posible ir marcha atrás. Pero Matthew está convencido.

Pero dos días después de que el video llegara a la Web, comenzó a circular el rumor de que todo era una publicidad encubierta de la fábrica de anteojos, que tiene un canal en You Tube –Never Hide Films- que ha lanzado ya veinte videos con intención de viralización.

¿Falso o verdadero? Habrá que encontrarse a Matthew por la calle para preguntárselo.