La pareja símbolo del amor eterno

Están casados hace 90 años, dicen que nunca se pelearon en su vida matrimonial y su deseo es morir juntos.

Entre los dos suman 222 años, viven en Turquía y son una pareja centenaria, algo que no se podrá ver muy a menudo. Abdullah Adigüzel, nacido en 1898, y su esposa, Elif, nacida en 1900, están casados desde hace 90 años, se enamoraron en su juventud y aseguran no haber tenido ni un sólo problema matrimonial en toda una vida de convivencia.

"Nos queremos mucho. Nunca hemos tenido problemas durante 90 años. Sólo tenemos un último deseo: tenemos que morir juntos. Porque si uno de nosotros muere, el otro sentirá que ha perdido la mitad de sí mismo", le explicó Elif a la presa de su país.

El hijo más joven de la pareja, Ismail, de 60 años y que vive aún con ellos, asegura que sus padres son un "ejemplo de amor" y de "matrimonio perfecto", no sólo para la familia sino para todo aquel que los conoce.

La mujer de 110 años dio a luz diez hijos, de los cuales viven siete. La familia está compuesta de 113 miembros entre nietos y bisnietos y, en ocasiones especiales y se juntan todos en pueblo de Yazibasi, donde viven Elif y Abdullah.

El hombre cumplirá 113 años el próximo mes y tiene recuerdos muy vivos de los tiempos pasados. Tanto él como su mujer nacieron cuando su país era aún Imperio Otomano y juntos han vivido la caída de los sultanes, la fundación de la moderna República de Turquía y varias guerras.

Por ejemplo, Abdullah se acuerda perfectamente de la Primera Guerra Mundial y de cómo, unos años después, en 1920, hizo el servicio militar en los Dardanelos.

Los apacibles ancianos turcos creen que el secreto de su larga vida está en su alimentación natural y saludable. "Comemos cosas del pueblo. Antes, todo tenía su propio sabor. Pero en los últimos años ya no encuentro esos viejos sabores. He dejado de comer verduras porque huelen a medicinas. Ya hasta me parece que el pan que cocemos en casa no sabe igual que antes", explicó Elif.