¡Cuidado! Ver películas en 3D podría producir dolor de cabeza

Ahora que el cine en tres dimensiones está de moda, una investigación revela que puede causar problemas oftalmológicos.
Aquellos que estén pensando en ir al cien en tres dimensiones o que estén por comprar un novedoso televisor 3d van a tener que pensarlo dos veces o, al menos, ir al oftalmólogo.

Los resultados de un estudio de la Universidad de Northwestern (EE.UU), indican que mirar una pantalla 3d por un tiempo prolongado –la duración de una película alcanza- puede producir dolores de cabeza asociados a un esfuerzo excesivo de la visión.

Según Michael Rosenberg, oftalmólogo y uno de los coordinadores de la investigación, muchas personas no saben que tienen problemas de visión o que tienen mínimos desequilibrios que el cerebro trata de arreglar y como la tecnología 3d exige un esfuerzo extra en los ojos, las personas pueden padecer dolores de cabeza.

A su vez, Deborah Friedman, catedrática de oftalmología y neurología en la Universidad de Rochester, en Nueva Yorl, explica que "en la visión normal, cada ojo ve las cosas desde un ángulo ligeramente diferente que, al ser procesado en el cerebro, crea la sensación de profundidad. Las ilusiones en tres dimensiones de las películas no se calibran de la misma forma que entre los ojos y el cerebro. Si, de entrada, tus ojos ya tienen cierta deficiencia, el cerebro necesitará un grado mayor de esfuerzo, lo cual provoca dolor de cabeza".

Por otra parte, las empresas que venden los aparatos que proyectan imágenes en 3d admiten que en el pasado estos problemas existían, pero que ahora las mejoras tecnológicas han solucionado los desperfectos.

De esta forma la mayoría de la gente no tendría problemas con las películas y los televisores en 3D, pero Rosenberg afirma lo contrario: "Creo que será un truco. Me parece que mucha gente dirá que está más o menos bien resuelto, pero realmente creo que no resulta muy cómodo".