La trágica historia de la conejita

Paula Sladewski fue encontrada calcinada en un contenedor de basura en Miami. La policía estadounidense considera al novio de la modelo como uno de los sospechosos del asesinato
La modelo de 26 años estaba irreconocible y los investigadores pudieron identificar el cadáver gracias a las huellas dentales.

Sladewski, quien realizó un aproducción de fotos para la Playboy en 2003, llegó a Miami acompañada por su novio para ver el concierto de Lady Gaga.  La policía informó que la última vez que se vio con vida a la joven fue el domingo por la mañana en el Club Space de Miami junto a su novio, Kevin Klym.

"Es horrible. Tienen que haber sido unos monstruos", aseguró el portavoz de la Policía del norte de Miami a la CNN. "Es la cosa más atroz que una persona puede hacer a otra", agregó.
Al parecer, la pareja discutió porque Paula se encontraba ebria. Klym dijo que llegó a su hotel en un taxi, pero al ver que su novia no regresaba llamó a la policía.

Después de algunas horas, la policía encontró el cuerpo de la joven gracias al aviso de un individuo que vio el contenedor de basura en llamas. La policía considera al novio de la modelo como uno de los sospechosos del asesinato. Además, según publica The Sun, la familia de la chica afirma que Klym le rompió la nariz a Paula en otra discusión reciente. Los vecinos de su casa de Los Ángeles aseguran también que las peleas entre ellos son frecuentes.

Por su parte el abogado de Klym insiste en que su cliente no tiene "ninguna implicación" con la muerte de la conejita de Playboy.