Britney Spears: ¿engañada por su novio?

Jason Trawick fue visto saliendo de un bar con sus brazos alrededor de una "rubia impresionante". La cantante se enteró y rompió con él.
Britney Spears ha vuelto a aparecer en los medios de comunicación por problemas con su actual pareja, su agente Jason Trawick. Al parecer, la cantante habría puesto punto final al noviazgo tras enterarse de un supuesto desliz de éste en un bar de Los Ángeles, según publica el Daily Mirror.

Le dijo que esa chica era sólo una amiga y que no había pasado nada "Jason se fue del bar con dos botellas de agua y una rubia impresionante que se parecía a Britney", ha revelado una testigo del bar. "Jason tenía sus brazos alrededor de ella, y realmente parecía que iban a pasar la noche juntos".

Al enterarse de esto, la pareja discutió y Britney cortó toda comunicación con Trawick. "Todo el mundo ha asumido que su relación se ha acabado", afirma una fuente cercana a ambos.

El propio Jason también ha intentado arreglar lo ocurrido, pero no parece que haya tenido mucho éxito. "Trató de calmar a Britney y rectificar la situación", han afirmado sus amigos. "Le dijo que esa chica era sólo una amiga y que no había pasado nada, pero igualmente discutieron".

Como ya les contamos, Britney y su agente empezaron a salir juntos el pasado marzo. La cantante estaba muy ilusionada con este noviazgo, tanto que incluso le pidió a Jason que se casara con ella, pero éste se negó.