Mirtha Legrand le respondió a Aníbal Fernández

La "Chiqui" tardó un día en contestarle al jefe de Gabinete y lo mató: lo trató de mentiroso y de querer arreglar las cosas a su conveniencia.

Ayer todos esperaban la respuesta de Mirtha Legrand a Aníbal Fernández, pero la Chiqui no dijo nada, se hizo esperar un día. Porque sí algunos se habían creído que esta vez la señora no iría a contestar, se equivocaron, lo hizo este mediodía y con más seguridad que nunca.

Luego de efectuar sus parroquiales de todos los días, la Legrand agradeció los llamados solidarios de gente como Nelson Castro y María O´Donell, es decir, periodistas opositores que condenan el escrache promovido por militantes kirchneristas; porque en este caso es así: los oficialistas minorizan el hecho y la oposición le acredita suma importancia.

Y por supuesto que era de esperar que del bando oficialista alguien saliera a hablar, y quien iba a ser sino el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Sin embargo Mirtha no se amedrentó ante tamaña figura del gobierno y, en el marco de su programa, se propuso darle pelea a las declaraciones del funcionario.

"Yo lo escuché a Aníbal Fernández diciendo que se solidarizaba conmigo, que lo del botellazo le parecía un acto nazi- fascista; en realidad, primero se solidarizó y después me dio con todo", dijo la conductora para poner al público en tema.

Luego continuó: "Todo lo que yo digo es verdad, usted dice mentiras, le miente a la gente, les dice cosas que no son verdades", se arriesgó a decir, sin que se le moviera un solo pelo.

Y cuando todos pensaron que ya iría a abandonar los guantes de box, Mirtha Legrand se dio el gusto de arremeter con un último golpe: "Usted siempre trata de arreglarlo todo, decir que está todo bien y es mentira. Yo digo lo que dice la gente, lo que veo, lo que siento. Le pido que no tergiverse las cosas; usted tiene un defecto, cuando quiere defender su posición, agravia a los demás, eso no se hace, así no", concluyó.

Y raudamente cambió de tema para dejar bien en claro que la última palabra la tiene ella.