De antihéroe a galán marplatense

No es un agraciado de ojos pasivos y cabellera armónica, no es uno de esos típicos galanes que conquistan con sólo mirar, pero la rema, y eso es lo que cuenta.

Instalado en la ciudad de Mar del Plata, Alejandro Muller, más conocido como "Huevo" de "Valientes" está decidido a aprovechar el pico de su fama, conquistando mujeres en el circuito de la noche costera.

Dicen los que saben que, mientras Luciano Castro, Mariano Martínez y Gonzalo Heredia se refugian en Manantiales y le escapan a las salidas nocturnas, el "cuarto valiente" escapa visiblemente a los menesteres de hombre casero.

Emprendiendo una feroz competencia contra Ricardo Fort, el actor de ojos saltones ha elegido "Esperanto" como su segundo hogar, agregando el boliche a una rutina que combina playa, teatro y diversión.

Pero, como todo galán que intenta construirse, necesita de gente a su alrededor que lo ayude a efectivizar sus planes de conquista. Por ese motivo, "Huevo" acecha las pistas de baile junto a Paul Kirzner, el hermano de Adrián Suar que se encuentra recientemente separado.

Y es que Alejandro también se separó, hace unos cuantos años, de una mujer con la que tuvo dos hijas, ya adolescentes, y su actual situación de soltería le permite darse el lujo de salir de juerga, sí quiere, todas las noches.

Por eso es que, como buen habitué, ya tiene reservada su mesa en uno de los tres salones vip de la disco del momento, y no es anormal verlo salir de allí en horas de la mañana, luciendo lentes oscuros que intentan opacar su mirada de trasnoche.

Claro está que cuando Alejandro abandona el atuendo payasesco que luce "Huevo" en el Teatro América de Mar del Plata, se deshace, a su vez, del antigalán y le da vida a un proyecto de galán que ya está dando sus frutos.