Megan Fox: "Iba a investigar sobre la prostitución, pero no me hizo falta"

El año recién comienza y la bella actriz empezó el 2010 con todo y como siempre, con explosivas y controvertidas declaraciones.

Megan Fox es una actriz profesional y comprometida con sus trabajos. Tal es así que para su nueva película, Jonah Hex, la morocha quiso aprender los gajes de la profesión de su personaje: una prostituta.

Megan Fox, una de las actrices más deseadas del mundo, incluso llegó a plantearse "hacer la calle" para incorporar los conocimientos necesarios para el papel de la película, cuyo estreno está previsto para este año.

Sin embargo, después afirmó que, en realidad, no era necesario: "estaba dispuesta a investigar sobre la prostitución pero la verdad es que no me hizo falta".

¡Ojo! No es por la razón que están pensando, no. La razón por la cual Megan Fox se arrepintió es porque "el tipo de prostitución que existía antes no tiene nada que ver con el de ahora. Era una forma bastante común de sobrevivir para una mujer", de acuerdo a sus propias palabras.

Sobre su personaje, Jonah, Megan explica que "no enseña demasiada" carne y piel, por lo que está bastante "contenta".

"Si hubiera habido más escenas gráficas probablemente las hubiera hecho, pero la única escena de sexo que aparece en la película es entre Jonah y su amante", remató la actriz.

¿Cambiarán el guión?