Enzo conoció a su mamá

En medio de la semana de transición entre navidad y Año Nuevo, "Valientes" le regaló a sus televidentes una de las mejores escenas de la novela: el encuentro entre Enzo y su madre.

La trama de "Valientes" había llevado a que los hermanos Sosa tengan furtivos encuentros con la que es su madre, Elisa Sosa, el personaje que interpreta Thelma Biral.

Primero fue Enzo (Gonzalo Heredia), que se encontró por casualidad con su madre en un concurso de pintura y ambos notaron al instante que tenían un talento innato para el pincel. Pero ninguno de los dos sospechó siquiera que ambos tenían un lazo más fuerte que el de la pintura.

Después, fue el tierno Segundo (Mariano Martínez) el que tuvo la suerte de compartir un lindo momento con su madre sin sospechar que ella era la mujer que lo tuvo 9 meses en su vientre: por casualidad, Elisa llamó al taller y Segundo fue el que le arregló el auto. Y si con Enzo los unía la pintura, con Segundo fue la lectura el rasgo en común.

Pero ahora ya no hay más casualidad que valga, porque Enzo, tras realizar un exhaustivo trabajo de investigación, encontró a su madre. Pero como las cosas en "Valientes" nunca son sencillas, casi más se va todo al tacho cuando la señora Sosa confunde a su propio hijo con un lacayo de su enemigo, Laureano Gómez Acuña (Arnaldo André).

Pero entre lágrimas, el "Valiente" Heredia dijo las palabras mágicas: "Mamá, soy yo, Enzo". La escena desbordó de emoción, y las lágrimas brotaron de los ojos de Thelma Biral y Gonzalo Heredia.

Sin dudas, este fue uno de los pocos lujos que nos dio la tele en estos días de sequía y de falta de originalidad. No por nada, "Valientes" rara vez baja de los 30 puntos de rating.