Valientes: los galanes eligen a su mujer ideal

Simpática, inteligente, con linda mirada y buena cola, sin granos y con todos los dientes: ese el combo que deberá traer consigo aquella mujer que intente conquistarlos.
Invitados al segundo almuerzo de Mirtha Legrand, los protagonistas del hito televisivo del año debieron hacerse cargo de su fama de galanes, y responder a todos los interrogantes relacionados con esta faceta.

Intentó la señora que Gonzalo confirmara su romance con Cecilia Roth, y no pudo. Trabajó para que Luciano Castro le hablase del por qué del rumor que lo involucra con Eugenia Tobal, pero tampoco pudo. Y también intentó que Mariano hablara de sus ex novias - como Marcela Klosterboer-, y no hubo caso.

Ninguno de los tres tenía intenciones de explayarse sobre su vida privada y aunque Mirtha fue insistente hasta el cansancio, no logró ni un bocado. Entonces, convencida de que no lograra su cometido, pero también convencida de que el público femenino estaba esperando alguna declaración, rumbeó para otro lado.

Les preguntó qué es lo que tenía que tener una mujer para conquistarlos y ellos, entre serios y risueños, contestaron brevemente. Empezó Mariano diciendo que lo primero que miraba de una mujer eran sus ojos y como el mejor de los anti galanes terminó halagando la mirada de su mujer. Luego le llegó el turno a Gonzalo, que atinó a decir: "Tiene que ser simpática". La Chiqui, sin poder contenerse, retrucó: "Yo la conozco a tu novia y es muy simpática, la Roth es muy simpática". Silencio para Gonzalo.

Finalmente le llegó el turno al más malhumorado de los tres (Luciano Castro), que se despachó diciendo que le gustaban las mujeres inteligentes y que lo primero que le miraba a una mujer era el "bum bum". Sincero resultó ser el mayor de los galanes que respondió lo que toda la platea femenina hubiese respondido sin una cámara delante. Mirtha se sacó el gusto, y aunque no logró que hablasen de sus mujeres, de algún modo los hizo hablar de "la mujer", aunque sea de la ideal.