¡Un papelón! Mariah Carey firmó autógrafos borracha

La cantante estaba comiendo en un restaurante y salió a saludar a sus fans bastante pasada de copas.

Mariah Carey estaba pasando una agradable velada en un restaurant junto a su marido. En medio de la cena y ante la insistencia de algunos fans que esperan en la puerta del lugar para pedirle un autógrafo, la cantante muy bien predispuesta salió a la calle para dejarlos contentos. Y terminó sorprendiendo a todos, pero no por su belleza ni por su amabilidad: estaba borracha.

De acuerdo a la publicación de La voz libre, los movimientos de Mariah no eran los de siempre, se comportaba de una manera extraña, daba la impresión de estar desorientada y hasta tuvo que apoyarse en una puerta para no caerse.

Una vez que recuperó el equilibrio, Mariah Carey se decidicó a firmar autógrafos y a sacarse fotos con sus admiradores.

Después se despidió de sus fans tirándoles besos y haciendo exagerados gestos con las manos.