Obtuvo "el mejor trabajo del mundo" pero casi se muere

Ben Southall, quien ganó un concurso que le pagaba por vivir seis meses en una isla paradisíaca, fue picado por una medusa irukandji y se salvó de milagro.

Fue la envidia de todos. Ben Southall se consagró ganador del concurso para conseguir "el mejor trabajo del mundo", donde sólo había que cuidar una isla paradisíaca en Australia, tomar sol, bucear, disfrutar de la playa y escribir cada semana un post en un blog contando su experiencia. Pero, al final, no todo fue tan maravilloso como se esperaba.

A poco de terminar sus 6 meses de "trabajo" y de cobrar su sueldo – 111.000 dólares-, Ben fue picado por una medusa irukandki y estuvo al borde de la muerte. Un dato no menor: esa especie de aguaviva tiene un veneno cien veces más potente que el de una cobra.

Según explicó en su blog, el inglés de 34 años recibió la picadura mientras practicaba el esquí con una moto acuática en aguas de la isla de Hamilton, y que sobrevivió porque fue rápidamente atendido por los médicos.

Antes de desmayarse de dolor, Ben notó como le subió la presión y comenzó a tener fiebre acompañada de una intensa jaqueca y parálisis parcial del cuerpo.

Luego de semejante experiencia, ¿seguirá pensando que ganó "el mejor trabajo del mundo"?