Diego Buananotte: drama y milagro

Diego Buonanotte enfrenta la jugada más difícil de toda su carrera: el auto que conducía se estrelló contra un árbol y sus tres amigos fallecieron; él se salvó de milagro.

Había viajado a Teodelina, su ciudad natal, en plan de descanso y decidió junto a sus amigos de toda la vida salir a bailar a una ciudad vecina. Luego de divertirse, ya sábado 26 de diciembre, llegó la hora de la vuelta y el jugador de River se encargó del manejo de su auto.

Sin embargo, antes de llegar a destino, perdió el control y se estrelló contra un árbol que se encontraba a la vera de la ruta 65, a la altura de la localidad bonaerense de Arribeños.

Ese fatal accidente provocó la muerte de tres de los cuatro chicos que viajaban en el auto. El único sobreviviente resultó ser Buonanotte que sufrió algunos traumatismos y, luego de ser internado en un hospital local, fue trasladado al Sanatorio Los Arcos de Capital, por pedido del club.

Los tres amigos fallecidos fueron velados por separado en el contexto de un pueblo chico que todavía sigue de luto. Diego todavía no sabe que sucedió con sus amigos, pero lo sospecha, por eso se encuentra asistido por un grupo de psicólogos.

Por otra parte, el médico del club informó que estará aproximadamente ocho meses fuera de actividad.