¿Hasta cuándo hay sexo?

Cada tanto nos aparece la pregunta ¿hasta qué edad tendré sexo? ¿se acaba? Aquí van algunas pistas...

Lo malo de la juventud es que se acaba y lo bueno es que no te das cuenta. Por un ratito en la vida, casi casi como que sos inmortal o, mejor todavía, eternamente joven. Hablo de sensaciones, obviamente. Lo cierto es que los jóvenes se preguntan hasta cuándo va a haber sexo como si fuera un problema de otros, pero, primaveras más, primaveras menos, "el problema" es de todos. La cosa es que sospechamos que en algún momento de esta vida, el sexo se apaga ¿pero cuándo?

Encontré algunos datos bastante interesantes proporcionados por una investigadora, Patricia Bloom, de la Mount Sinai University: dice que a los 65 las ganas y la actividad sexual son tan variados como la cantidad de personas que conforman esa población (o sea, la de mayores de 65). El 87 por ciento de los hombres casados y el 89 por ciento de las mujeres casadas de entre 60 y 64 años admiten ser sexualmente activos. Y yo apostaría a que el 11 ó 13 por ciento que no es sexualmente activo se puede registrar también entre gente mucho, pero mucho más joven.

Dice la investigadora que ese casi 90 por ciento va decayendo a medida que aumenta la edad, pero que el 29 por ciento de los hombres y el 25 por ciento de las mujeres de 80 años en adelante siguen siendo sexualmente activos. Pero atenti que cae el porcentaje, no solamente porque la gente pierde las ganas, sino porque muchas de estas personas quedan viudas, de lo contrario, seguramente permanecerían sexualmente activas.

Lo que suele pasar en esta etapa de la vida es que dejan de haber chicos en la casa y la gente, en muchos casos, deja de tener que ir a trabajar todas las mañanas. De repente, se encuentran en situación cotidiana en la que los momentos para tener sexo se multiplican porque hay más tiempo y más tranquilidad. Incluso, algunos van más allá y liberados de ciertas "obligaciones" que nos impone la vida (como casarnos y formar una familia) redescubren su sexualidad, ya sea con su pareja o en solitario o, incluso, y esto se da más frecuentemente en mujeres, con personas de su mismo sexo.

Así que, lejos de la creencia de que en algún momento el sexo se acaba, la verdad es que no se acaba nada y hasta puede haber una suerte de "renacer sexual". Depende de cada uno. Como a cualquier edad, uno puede encontrarse con gente más interesada en el sexo y otra que menos.

Así que dejen de pensar que hay gente que ya no está para esas cosas. Dejen al abuelo que haga su vida y, sobre todo, prométanse a sí mismos que cuando sean viejos no van a dejar que nadie los convenza a ustedes de que ya no están para esos trotes.

¡Los espero en Facebook!