Luciano Castro, el enviado de Dios

Antes que las fanáticas de Luciano Castro incendien Pol-ka por haber matado al personaje de Leo Sosa, el galán apareció vivo en "Valientes", pero ahora con un costado místico.

Los hermanitos Sosa –Gonzalo Heredia y Mariano Martínez- no pierden las esperanzas de encontrar al protagonista de "Valientes" vivo, pero lo que no imaginan es que fue rescatado por dos extraños personajes que lo están cuidando y curando, pero que también están convencidos que es un enviado de Dios.

Explorando costados nuevos en el tramo final de la telenovela "Valientes", Leo –el personaje de Castro- apareció vivito pero muy malherido tras la explosión que lo hizo desaparecer de la faz de la tierra.

Los responsables que el galán esté vivo es una extraña pareja, madre e hijo, que veneran a Leo como si fuera el mismísimo Jesucristo. Débil y malherido, Leo despierta aturdido en una lúgubre habitación de un modesto rancho, rodeado de velas encendidas e imágenes religiosas.

Mientras tanto, ahora el protagonista de "Valientes" debe lidiar con un nuevo problema, ya que estos dos nuevos personajes no tienen intenciones de dejarlo ir, y el muchacho, en cuanto recobre la conciencia, va a querer volver al seno familiar y a continuar con su venganza eterna. El tramo final de "Valientes" no deja de sorprender a los 30 puntos de rating que lo siguen a diario.