¡Grande, pa!

Poco se lo ve en los eventos que solía frecuentar. Y si bien uno de los motivos puede encontrarse en su buen presente laboral, hay otro que resulta más superlativo: su paternidad.

Ya lo había dicho Sebastián De Caro, cuando en la última entrega de los Martín Fierro recibió la estatuilla de su amigo, y justificó su ausencia diciendo que tenía algo más importante que hacer: quedarse en su casa con su mujer y su hija Muna. A partir de ese momento se empezó a trazar el perfil de papá todo terreno y súper baboso que, por estos días, describe al dueño de Rosstoc.

De ese modo se lo vio esta mañana en "AM, antes del mediodía". El ex "Montaña Rusa" fue uno de los protagonistas del segmento "Siempre los estamos mirando", una especie de cámara oculta que registra a los famosos que caminan por las calles de Palermo Hollywood. Y allí estaba Gastón llevando a Muna en sus brazos, aún cuando cargaba el carrito de bebé. Papá al cien por ciento, con el hombro sostenía el teléfono, con una mano arrastraba el cochecito y con la otra tenía a su hija. Y como sí eso no fuera suficiente, también tenía tiempo para mimarla y besarla afectuosamente.

Paradójicamente Gastón caminaba sin la compañía de Agustina Cherri, su mujer, dejando en claro que ha decidido estar con su hija a tiempo completo y no abandonarla ni a sol ni a sombra.