La Torre Eiffel se prepara para despedir el 2009 a todo color

El famoso monumento parisino será protagonista de un espectáculo único de despedida del año.

La Torre Eiffel brillará el 31 de diciembre con una iluminación multicolor para regalar, por primera vez un espectáculo especial de despedida de año.

"La Torre se iluminará de todos los colores para ofrecer a los parisinos y a los visitantes de la capital un espectáculo único y mágico, que será visible desde la plaza Trocadero, y que desaparecerá con el nuevo año", señaló la municipalidad parisina en un comunicado.

A partir de las 23.00 (hora local) y durante más de una hora, el monumento más visitado del mundo ofrecerá una ceremonia luminosa que marcará la cuenta atrás simbólica hacia el 2010.

El espectáculo cobrará fuerza en los últimos 20 minutos, cuando se pondrá el nuevo alumbrado con sistemas de iluminación con Leds.