Wanda Nara bautizó a su hijo

Paso a paso la mayor de las Nara fue cumpliendo con los pasos que involucran el progreso de una familia: se casó con Maxi López., dio a luz a Valentino y ahora fue el turno de bautizarlo.

Y para ello, los padres y el pequeño viajaron desde Brasil (donde juega el futbolista) para protagonizar una reunión de más de 200 invitados. Ante los medios, Wanda Nara repitió incesantemente que se trataba de una celebración íntima, para la familia y los amigos, aunque el número de asistentes lo desmintiera.

La velada empezó a las cuatro y media de la tarde y culminó pasadas las nueve de la noche. Los invitados tuvieron la posibilidad de degustar una gran variedad de té, acompañada de tortas y bocados.

El encargado de llevar adelante la ceremonia fue el padre Luís Farinello, que fuera elegido por recomendación de Marina Calabró, quien también bautizó a su hija Mía con él. "La verdad es que estamos más que felices. Elegimos esta fecha para que pudiesen venir nuestros amigos de Rusia y Brasil y podamos estar todos juntos", contó Wanda.

Los padrinos de Valentino son sus tíos: Zaira y el hermano de Maxi. De hecho, a la integrante de "Justo a Tiempo" se la vio muy emocionada y feliz de poder disfrutar el momento con su novio, Diego Forlán.

La fiesta se llevó a cabo en el Chateau Libertador, edificio al que recientemente se mudaron los López-Nara. Más precisamente en el SUM, que fue decorado con la figura de Mickey, dibujo animado predilecto del homenajeado.

Entre los invitados estuvo Fierita, compañero de Zaira en televisión, que dijo sentirse parte de la familia y, por supuesto, los abuelos: "Estoy feliz por el bautismo de mi nieto, mi hija estaba ansiosa y mi yerno es un tipazo", dijo el padre. Al concluir, Wanda contó que seguramente Maxi será transferido a la Lazio y que ella y su hijo lo acompañaran en su nueva estadía en Italia.