En Corea del Sur utilizan robots para enseñar inglés

La idea es que los robots den clases de inglés en zonas alejadas del centro para comprar su eficacia educativa.
Siempre innovador, Corea del Sur dispuso robots para que enseñen inglés en escuelas primarias alejadas de la capital de manera experimental y comprobar así su eficacia educativa.

Según informó hoy el Ministerio de Conocimiento y Economía surcoreano, esta incorporación forma parte de un programa piloto sobre el uso educativo de robots y que trata de comprobar su efectividad. Para darle vida a estos robos, el Gobierno gastó 237 mil euros.

El gobierno surcoreano espera ampliar en el futuro el número de este tipo de autómatas en las clases y del mismo modo revitalizar la industria de la robótica en el país asiático. No se dijo nada sobre qué pasará con los profesores de carne y hueso.

Por un lado, dos robots comenzaron a dar clases en la ciudad de Daejeon, al sur de Seúl, y por otro lado, uno fue destinado a una escuela en la ciudad de Masan.

Los robots que están en Daejeon tienen apariencia humana, una pantalla a través de la cual el profesor puede conversar con alumnos mediante micrófonos y se mueven mediante ruedas.

El otro está especializado en el reconocimiento de voz de los estudiantes para poder mantener conversaciones y responder preguntas, a través de frases y respuestas pregrabadas.