¿Existe la amistad después del sexo?

¿Funciona una relación entre dos que tuvieron sexo pero que no tienen intención de llevar la cosa más allá? ¿Es posible tener una amistad sin que nadie se confunda?
Es el archiconocido caso de Fulano y Mengana, que se acostaron, a lo mejor más de una vez, la cosa no prosperó, no daba para noviazgos, pero después de un tiempo se reencontraron y, porque había buena onda, sin decir nada, como que arrancaron con una amistad. Esta vez sin sexo, mejor, para no confundir.

Nadie parece estar muy de acuerdo en el tema. Son muchos los que dicen que sí, que existe la amistad después del sexo, pero cuando piensan en su propia experiencia de amistad post-sexual admiten que no se bancan, por ejemplo, enterarse de nada que tenga que ver con la vida amorosa de su supuesto amigo o amiga.

¿Se puede, entonces, ser amigo de alguien con la salvedad de que hay un poco de celos sexuales en el medio? Fulano le cuenta a Mengana, en una conversación que forma parte de su pacto de amistad, que conoció a Sultana y que se acostó con ella. Mengana no puede evitar sentir cierta incomodidad, pero no dice nada... ¡porque son amigos!

Enterarse de detalles de la vida sentimental del otro no es el único punto de conflicto en las amistades post-sexuales. Pasar demasiado tiempo juntos puede también llevar a zonas grises en las que uno de los dos empieza a preguntarse qué es lo que está pasando en realidad.

Fulano y Sultana se encuentran, como tantas veces, a cenar en la casa de él y vino va, vino viene, terminan en la cama otra vez. ¿Entonces? ¿Siguen siendo amigos? ¿Hace falta tener una conversación y aclarar las cosas? Eso sería un poco complicado, porque ni Fulano, ni Sultana saben muy bien qué decir...

En este punto algunos proponen definirlo como amistad con beneficios, otros aseguran que los beneficios no se llevan bien con la amistad.

Fulano y Mengana se visten, se saludan como si no hubiera pasado nada, dejan pasar un par de semanas sin llamarse, hasta que vuelven a hablar. Y después se vuelven a encontrar... como amigos ¡¿obviamente?!

¡Los espero en Facebook!