¿Qué le pasa a Meg Ryan?

La que fuera la reina de la comedia en Hollywood, esa chica dulce y linda de pelo rubio rizado no pasa su mejor momento como evidencian unas fotos que fueron tomados durante unas vacaciones de Meg Ryan en Hawaii. La protagonista de Cuando Harry conoció a Sally adelgazó considerablemente hasta el punto de parecer enferma.

Las dos imágenes muestran a Meg en 2007, sosteniendo en brazos a su hija adoptada, Daisy True y la de la derecha, corresponde a 2009, como se puede ver las diferencias son ostensibles.

La actriz de 48 años está muy pálida y mucho menos tonificida que hace un par de años, además su expresión y sus movimientos denotan cansancio. Se ha rumoreado que se lleva implantes en los labios y botox, pero ella negó que tenga miedo a envejecer.

Meg está tomando unos días de descanso en la playa con su familia, luego del estreno de su última película, Serious Moonlight, que tuvo muy malas críticas por parte de la prensa estadounidense.