Diego Korol, el tapado del humor

De a poquito, y haciendo un trabajo de hormiga, Diego Korol logró que su programa, "Sin codificar" se transforme en una de las mejores propuestas humorísticas de 2009.

Comenzaron de a poco, haciendo las cosas con esmero. Pero a fin de año, Diego Korol y su trouppe de "Sin Codificar" festejan haberse transformado en una cita imperdible para los que quieren que el almuerzo del domingo sea a pura carcajadas.

La primera señal de que "Sin Codificar" se transformó en una propuesta para el humor fue cuando América, el canal que lo acoge, decidió cuidarles el lugar durante el verano con un ciclo encabezado por Moria Casan. La señal quiere que Moria mantenga la franja del domingo caliente para que Korol vuelva a hacer de las suyas el año que viene.

¿Pero qué tiene de particular "Sin Codificar"? Para empezar lo tiene a Yayo, el rey de los chistes verdes. Pero como el programa de Korol es más apuntado a la familia, Yayo baja un cambio con las malas palabras y le da rienda suelta a la composición de personajes paródicos inigualables. Esta temporada se destacó con dos muy buenos: Roque Fort (parodia de Ricardo Fort) y "Che" Federer (donde se mezclan chistes que hacen referencia tanto al cantante Fidel Nadal y al tenista Rafael Nadal).

Roque Fort, al contrario de las otras imitaciones del "Millonario", dice ser "el primo pobre" de Ricky. Es alguien que tiene los mismos caprichos y pataletas que "El Chocolatero" pero que no tiene un mango partido en dos. En cambio, "Che Federer" canta la canción más conocida de Fidel Nadal pero con una letra picante y contestataria.

Increíblemente, "Sin Codificar" le encontró un lugar –no sólo en la televisión- en el mundo a las inefables "Melizas griegas Xipolitakis". Las dos personas más ¿sonsas? de la televisión son parte estable del staff, y su gracia es opinar desde el estudio sobre cualquier cosa que pase. Pero también tienen una sección muy atractiva donde se las ve hacer cosas mundanas pero particulares. Entonces, las Xipolitakis hacen de las suyas mientras le dan de comer a los delfines de Mundo Marino, enloqueciendo a los delfines.

Tan positivo fue el año para "Sin codificar" que la productora del programa, Publicidad Estática Internacional, organizó el sábado una fiesta de fin de año en dónde no faltó nadie: desde el Bambino Veira, Héctor Caballero, los futbolistas Andrés D Alessandro, Maxi Morales, Juan Manuel Torres y Rolando Zárate hasta Mario Cella, gerente de programación de América, dijeron presente.

"Sin codificar" terminará la temporada 2009 el 20 de diciembre, pero el año que viene, seguramente volverá por más y para seguir consolidándose como un clásico del domingo al mediodía.

Romina Cisneros, la chica Korol, en VxV.com