Sandro continúa "en estado crítico pero estable"

El cantante Roberto Sánchez, Sandro, continúa "en estado crítico pero estable", luego de la operación por una infección pulmonar practicada ayer sábado, según informaron hoy los médicos del Hospital Italiano donde está internado desde el pasado 20 de noviembre.

Según el médico Sergio Perrone, su cardiólogo personal, el estado de salud de Sandro es "crítico, aunque la respuesta quirúrgica fue muy buena", en tanto basó su esperanza en que el Gitano comenzó a orinar, señal de que los riñones le responden. El cantante, de 64 años, que fue operado de un triple trasplante cardiopulmonar el pasado 20 de noviembre, presentó ayer una nueva complicación que, según los facultativos "complica su recuperación", e impidió su extubación este fin de semana, como se esperaba.

Perrone y el director médico Miguel Nicolás señalaron este mediodía que el cantante "está despierto, activo y bien", aunque remarcaron que está en "estado crítico" con "progresiva tendencia a la estabilización de los parámetros respiratorios y hemodinámicos".

Aunque se mostraron muy cautos con el pronóstico, Nicolás y Perrone destacaron que Sandro "está estable", para agregar que el "Gitano" está "sin fiebre, despierto, activo, consciente, bien ubicado" Según indicaron, mientras continúa intubado, "lentamente está reiniciando la rehabilitación kinesiológica" y hasta ha dado señales de actividad con el control remoto de la TV en su mano.

El nuevo parte médico fue dado a conocer minutos antes de las 11.30 en la puerta del Hospital Italiano del departamento de Guaymallén, donde varias personas rezan por la salud del ídolo tras la complicación en uno de sus pulmones que fue notificada hace unos días. Ayer se le practicó una traqueotomía para facilitarle el tránsito respiratorio, aunque Sandro se había negado hasta el momento por el daño que la operación pudiera causarle a sus cuerdas vocales.

La nueva intervención se realizó el sábado por la mañana y se extendió durante dos horas, contaron los profesionales que asistieron al "Gitano" en el Hospital Italiano. Antes de tomar la decisión de operar, los médicos habían realizado cultivos en los que se detectó que el ídolo presentaba una bacteria llamada "acinetobacter baumann", con lo cual tenían que evitar que la infección se extendiera al resto de los órganos y produjera una septicemia. La bacteria habría sido adquirida por el astro durante su internación en el Instituto del Diagnótico porteño y se ha mostrado hasta el momento muy resistente a los antibióticos suministrados por los profesionales.


Para frenar la propagación de la infección, "se procedió a la limpieza de material acumulado en las cavidades pleurales y región peribronqueal y la resolución de una nueva fístula bronquial localizada en la membrana del bronquio fuente izquierdo", continuaba el parte. De todos modos, los médicos trataron de evitar suministrarle drogas inmunosupresoras, ya que de ese modo también se debilitan las defensas del paciente, cuya voluntad de seguir adelante y mejorarse ha venido sorprendiendo gratamente a todos.