¿Puede usar Viagra una mujer?

La droga fue diseñada para hombres con problemas para lograr una erección. Algunas mujeres se preguntan cómo será usar la pastillita azul. Algunas respuestas.

Hay cosas que hay que decir. Nobleza obliga. Aunque el Viagra, o Sildenafil (el nombre de la droga) esté vinculado al sexo y muchos hombres lo usen como estimulante o para ver qué onda con Viagra, etc, lo cierto es que la pastillita azul debe ser utilizada sólo por prescripción médica, en determinadas circunstancias, por lo general disfunción eréctil. La verdad es que este "remedio" pasó al club de las drogas recreacionales. O sea, esas que la gente usa porque quiere y para pasarla bien. Aunque no sea para nada recomendable.

Bueno, en ese estado de cosas, algunas mujeres empezaron a curiosear cómo será el sexo con Viagra. Algunas se mandaron directamente a probarlo, otras andan averiguando qué pasaría si... Como se sabe, en general, lo que provoca el Sildenafil es un aumento del flujo sanguíneo hacia el pene, con la consecuente erección. Si una mujer lo toma, sucederá algo similar en cuanto a su flujo sanguíneo: marchará obediente hacia abajo. Verdad es que también en el caso de las damas, normalmente cuando existe excitación sexual, el flujo sanguíneo se dirige hacia la zona de ingle.

Con todo, el Viagra puede mandar mucha sangre hacia "esos lugares" pero no consigue aumentar el deseo. A lo sumo, dicen algunos, puede facilitar un poco el orgasmo. Es decir, te prepara físicamente para algo que aún no registraste. A lo mejor ni siquiera tenés ganas.

Y frente a este panorama vale la pena tener en cuenta que el uso de esta pastillita fue aprobado para varones, ya dijimos, con disfunción eréctil (es decir, que no consiguen que se les pare) y no para señoras con curiosidad. Eso implica que no se realizaron suficientes investigaciones para garantizar que esta droga no provoque más daño que el tolerable en el cuerpo de una mujer. El Viagra tiene efectos secundarios que van desde nauseas y malestares generales a paros cardíacos en determinadas circunstancias (por eso hay que dejar que lo recete el médico).

Así que como conclusión, a todas esas doñas ansiosas por experimentar nuevas sensaciones, habría que decirles que la actitud y la onda están muy bien, pero (como recomiendan los médicos y entendidos en la materia) que mejor con el Viagra no se metan. Pueden probar muchas otras cosas que no implican tantos riesgos para el organismo y que probablemente garantizarán mejores placeres que esta pastilla.

¡Los espero en Facebook!