Sexo: cuando no termina más...

Se habla mucho de mujeres que no tienen orgasmos, pero también están los hombres que no los logran o que tardan demasiado.
Qué mujer no se ha topado alguna vez con algún fervoroso amante que sigue y sigue y sigue, como el conejito de la marca famosa de pilas y parece que no termina nunca.

Las estadísticas ya son tristemente célebres desde la banca femenina: cada vez más mujeres confiesan su imposibilidad para experimentar orgasmos durante la relación sexual. Pero, aunque con menos frecuencia que entre las mujeres, también hay hombres que tienen dificultades para llegar al orgasmo.

No se habla de anorgasmia en el varón, si no de aneyaculación o eyaculación retardada. Puede darse que no logre eyacular nunca, o más comúnmente, que pueda, pero le requiera demasiado tiempo.

Entre tanta queja femenina de que los hombres no les dan el tiempo suficiente para excitarse como es debido, estos muchachos que son capaces de estar, tranquilamente, una hora penetrando y penetrando, muchas veces convierten su dificultad en algo así como una gran virtud: "te puedo tener así toda la noche", prometen con orgullo.

Pero lo cierto es que no siempre toda la noche duro y parejo es sinónimo de placeres incomparables. Para las damas, que el caballero siga y siga puede resultar cansador y doloroso en términos físicos, pero además puede generar un poquito de confusión: ¿por qué no acaba? ¿es que no lo excito lo suficiente? Se preguntará ella. Y no, no tiene que ver con eso.

Generalmente las dificultades para acabar en el varón se dan a pesar de que están muy excitados. Es común que con algunas mujeres les resulte más complicado y con otras menos. Es común también, que no necesiten tanto tiempo para llegar al orgasmo cuando se masturban.

Lo cierto es que cuando esta situación es interpretada como un problema, se retroalimenta. Estar pendiente de un orgasmo es la peor manera de lograr que suceda. El problema se acentúa y genera mucha ansiedad. En esos casos lo mejor es recurrir a un profesional que pueda determinar las causas y ofrecer un tratamiento adecuado.

¡Los espero en Facebook!