Shocks eléctricos para curar la impotencia

Científicos llegaron a la conclusión de que pequeñas descargas eléctricas en el pene pueden ayudar a tratar los problemas de erección.

Puede presentarse como una alternativa a la hipervendida pastillita azul que tantas satisfacciones proveyó a hombres con problemas de erección... Y a otros también. Lo cierto es que el Viagra funciona siempre y cuando se ingiera una dosis. Es decir, no cura la impotencia: si no se toma una pastilla, el hombre con disfunción eréctil no tendrá una erección.

O sea que hasta acá el trato fue una pastilla por una erección. Ahora unos científicos israelíes están subiendo la apuesta y proponen un tratamiento que permitiría, una vez finalizado, que el hombre continúe experimentando erecciones sin ningún tipo de medicación ni ayudita externa.

¿Cuál es el tratamiento? Pequeñas descargas eléctricas sobre el pene. Es que parece que estos amigables shocks eléctricos propiciarían el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, lo que representaría una solución para aquellos hombres que padecen impotencia a causa de un deficiente flujo sanguíneo.

"Los problemas cardiovasculares son los responsables de aproximadamente el 80 por ciento de los pacientes con disfunción eréctil. Así que es una gran cantidad de personas", explicó el investigador Yoram Vardi del departamento de neuro-urología del Rambam Medical Center de Haifa (Israel).

Pero además, este tratamiento que consiste en sesiones en las que se realizan pequeñas descargas eléctricas en diferentes partes del pene, resulta no tener ningún efecto indeseado, lo que representa una gran ventaja frente a los altos riesgos del consumo de Viagra.
Por ahora la técnica está siendo investigada, pero los resultados obtenidos hasta aquí son bastante prometedores.

¿Quedará la pastillita azul destinada solamente a aquellos que quieran jugar a las largas maratones de sexo, mientras que la mayoría de los hombres con verdaderos problemas de erección se curarán con un poco de electricidad? Misterios de la ciencia y el mercado...

¡Los espero en Facebook!

Fuente: MSNBC