ShowMatch ahora es ZAP

Con peleas por doquier y desmayos fingidos, anoche "ShowMatch" se transformó en una réplica de "Zap TV", el ciclo que Marcelo Polino conducía por el viejo Azul Televisión.
Desde que Guido Süller no invitaba a pelear a Jacobo Winograd que no se veía en televisión un show donde el escándalo sea el único y absoluto protagonista. Pero Marcelo Tinelli armó un auténtico show de barrabasadas para rescatar ese espíritu peleador.

La noche comenzó caliente. Jorge Rial había dado un anticipo a la tarde en "Intrusos en el espectáculo", pero en "ShowMatch" se vio como Matías Alé entraba junto a "La Hiena" Barrios y media docena más de musculosos para cumplir con su promesa: "cagar a trompadas a Ricardo Fort".

El millonario, que tiene una cabeza de enano en cada bíceps y una legión de guardaespaldas a su entera disposición le hizo frente y con Tinelli como réferi de combate, ambos mediáticos (porque son eso, mediáticos; los artistas no hacen esto) se dijeron de todo, acusándose mutuamente de las peores bajezas.

No quedó fuera de este drama Silvina Escudero, la "damisela" que desató el escándalo, ya que fue a ella la que supuestamente le habría llegado un mensaje de Ricardo Fort por la madrugada donde verdegueaba a Matías Alé.

No llegaron a las piñas, pero estuvieron cerca. En medio del escándalo, Graciela Alfano, que anoche se recibió de viejita esclerótica, se dio cuenta que la polémica le pasaba por al lado y que iba a quedar fuera de la fama del peor nivel que este tipo de situaciones genera.

Pero haciendo tripa y corazón, Alfano se rebajó una vez más y simuló una descompostura. Su actuación dejó mucho que desear, salvo que su profesor de actuación, Julio Chávez diga lo contrario. Pero mala o no, Alfano mantuvo su simulacro hasta las últimas consecuencias, donde no dudó en hacerse atender por el médico de Ideas del Sur y dar declaraciones patéticas a Marcelo Tinelli con un tono que simulaba una agonía.

Por supuesto, en una noche donde las peleas fueron las reinas y el baile el mendigo, nadie quiso quedarse fuera de los escándalos: Reina Reech agredió sin sentido a Eugenia Ritó y Silvina Luna –que no fue salvada por el jurado y sabía que compitiendo con Fort al teléfono sus días en el programa estaban contados- se sacó la careta de nena buena y le dijo de todo a los déspotas que semana a semana le dan puntaje a sus coreografías.

En una noche donde Tinelli rompió todos los límites del buen gusto, "ShowMatch" se está despidiendo dejando una de las peores imágenes en la historia del programa.


Un seguimiento en fotos del día a día del más mediático del momento: El Fotoblog de Ricardo Fort