El insólito catering de los Backstreet Boys

Los Backstreet Boys han pedido comida rápida, chicles de varios sabores y algo más para sus dos conciertos en Rusia. Un catering insólito para unos ídolos viejos.

Los Backstreet Boys, uno de los principales exponentes del "fenómeno fan" de los años 90 del siglo pasado, han pedido comida rápida, chicles de varios sabores y cigarrillos de naranja para sus dos conciertos en Rusia, informaron hoy los organizadores de su gira en este país. En su lista de exigencias, los integrantes del grupo estadounidense, Brian Littrell, Nick Carter, A. J. McLean y Howie Dorough, subrayan la necesidad indispensable de contar con cuatro camerinos individuales con espejo de cuerpo entero incluido, así como un cuarto de baño para cada uno.

Para desayunar, los músicos quieren huevos, diversas variedades de beicon, tostadas, tortas, gofres, cereales, donuts y magdalenas, queso blando, mantequilla, yogures y fruta, mientras que para comer y cenar piden varias sopas, también vegetarianas, diferentes clases de comida rápida y carne. Sin embargo, el grupo señaló que saludará "la inventiva del cocinero, si éste quiere preparar platos exóticos o nacionales", aunque deberán ser bajos en grasa, sin saborizantes ni aditivos biológicos.

El listado de los artistas no incluye nada de alcohol, pero sí bebidas energéticas y refrescos con gas, indicaron los organizadores, según la agencia oficial RIA-Nóvosti. Piden, además, té con miel y limón, pastillas para la tos, chicles de diversos sabores, cigarrillos sabor naranja y toallas de mano de color negro. Los Backstreet Boys actuarán en San Petersburgo y Moscú los próximos días 10 y 11, en el marco de la gira de presentación de su nuevo álbum, "This Is Us", que salió al mercado el pasado 6 de octubre.

Se trata de la segunda actuación del grupo estadounidense en Rusia, después de su concierto el año pasado para presentar su disco "Unbreakable".EFE