Locos por el juego

Algunos por vicio, otros por negocio, otros por hobbie y algunos otros por necesidad; sea como sea, existen varios famosos que tienen por costumbre inmiscuirse en los menesteres del juego.

De los más conocidos son Gerardo Sofovich, Susana Giménez, Mirtha Legrand, Marcelo Tinelli, Verónica Castro y Nazarena Vélez, personajes que por temas de negocio o por simple ambición mantienen una relación muy cercana con el juego y los casinos.

El conductor de ShowMatch, por ejemplo, compró el 25 por ciento de la unidad de administración del casino mixto de Colonia, Uruguay. Y un año más tarde decidió ir por más y se presentó a la mega licitación de casinos uruguayos para asociarse a 29 salas de juego ya existentes.

Sofovich, en tanto, tiene, desde siempre, un conocido perfil de jugador que él mismo se encargó de aceptar: "Me jugaba mi patrimonio en diez días. Yo ganaba fortunas y me las gastaba, hasta que un día me dije que era un pelotudo y me propuse no jugar por cinco años", confesó el productor.

Sin embargo, años más tarde su afición por el juego seguiría presente, y una muestra de ello es el canal Gambling TV (la primera señal de juegos de América Latina) que puso al aire este año.

Verónica Castro es otra buena jugadora pero de póker. Al igual que Susana y Mirtha que también se dejan tentar por los juegos de cartas: truco para la primera y canasta para la segunda.

Nazarena Vélez y otros tantos personajes mediáticos de la farándula se adaptan a otro perfil de jugadores: los que eligen las maquinitas en el bingo.

Así las cosas queda asentado que el juego es una adicción que no distingue ni siquiera entre famosos y adinerados.