Faith No More: el gran regreso

La noche 3 del Pepsi Music no se dejó opacar por la lluvia y tuvo su banda estrella: Faith No More.

El infierno abrió las puertas y Faith No More aprovechó la oportunidad de hacer arder Buenos Aires. A las 20.15 los californianos subieron a escena e hicieron delirar a un Club Ciudad completísimo de gente que no paró de gritar y saltar.

Mike Patton, vestido todo de color salmón, conquistó con su voz maravillosa, su carisma y su cara desencajada. Sosteniendo el micrófono con los dientes, usando un megáfono, indicando el ritmo y hablando en español, el cantante enloqueció a más de 20 mil personas.

La mayoría de los temas fueron clásicos, no faltaron Last Cup Of Sorrow, Epic, We Care A Lot y Ashes To Ashes, entre otros. Hicieron una versión en español de Evidence y I Started A Joke de los Bee Gees y cerraron a las 21.45 con el esperado Digging The Grave. Patton se dio el gusto de llevarse el índice frente a la boca y casi lograr un silencio sepulcral para hacer sonar Easy, motivar con frases como "canta con nosotros", "argentinos, argentinas: muchas gracias" y de ponerse la remera de la Selección con el 10 y su apellido en la espalda.

Formados en 1981 y separados en 1998, se reunieron este año con la formación Mike Bordin, Roddy Bottum, Bill Gould, Jon Hudson y Mike Patton. Esta es la tercera visita a la Argentina, la primera fue en 1991 en Obras y la segunda en 1995 en el festival "Monsters Of Rock", donde presentaron el disco "King For A Day...Fool For A Lifetime". Ese mismo año lanzaron el que es su último trabajo: " Album Of The Year ".

Dejar a todo el público absolutamente extasiado no es cosa sencilla, pero Faith No More lo logró y, una vez más, Mike Patton y sus compañeros demostraron lo que son: verdaderas estrellas de rock.

Fotos: DyN

Mirá a Faith no more en vivo en el Pepsi Music, en VxV.com